Connect with us

Hi, what are you looking for?

Laws

Constitución de Weimar de 1919

El 14 de agosto de 1919 entró en vigor la primera constitución democrática de Alemania. La Constitución del Reich alemán, conocida como la Constitución de Weimar de 1919, declaró a Alemania como una república parlamentaria democrática; marcando el final del imperio alemán, e introdujo un marco legal elegida bajo representación proporcional.

Se estableció una república federal con dieciocho estados y la elección de un presidente por votación popular. Catorce años después, la República de Weimar se derrumbó en la Alemania nazi, con el ascenso de Hitler al poder.

Los defectos y debilidades inherentes a la Constitución de Weimar fueron muy discutidos durante la segunda mitad del siglo XX. Sin embargo, el legado de la constitución de 1919 va mucho más allá de su fracaso: la Ley Básica de 1949, que incorporó algunas de sus disposiciones constitucionales y reconociendo su diseño progresivo.

Constitución de Weimar de 1919

La Constitución de Weimar de 1919 adoptada en Alemania

El 11 de agosto de 1919, Friedrich Ebert, miembro del Partido Socialdemócrata y presidente provisional del Reichstag, promulga una nueva constitución, conocida como la Constitución de Weimar; creándose oficialmente la primera democracia parlamentaria en Alemania.

La asamblea nacional se reunió en Weimar el 6 de febrero de 1919, el 11 de febrero eligió a Ebert como presidente del Reich, y el 12 de febrero Scheidemann formó un ministerio con el Partido del Centro y el Partido Democrático Alemán (DDP). La tarea principal de la asamblea era elaborar una nueva constitución, que fue promulgada el 11 de agosto de 1919.

El proyecto de gobierno había sido redactado por Hugo Preuss, del Partido Demócrata. La república tendría una base federal. Los poderes del Reich, sin embargo, se fortalecieron considerablemente; las leyes nacionales reemplazarían las de los estados; y el gobierno del Reich recibió el poder de supervisar la aplicación de la legislación nacionales por parte de las autoridades locales.

El Reichstag – Constitución de Weimar de 1919

El Reichstag era un sistema parlamentario de la República de Weimar que abarcaba todo el poder legislativo alemán, elegía al Canciller y a su gabinete, y tenía la facultad de disolver el poder ejecutivo mediante un voto de “censura”.

Todas las leyes eran promulgadas en el Reichstag con una excepción: la constitución de Weimar de 1919 disponía que toda la legislación pudieran promulgarse mediante un referéndum popular.

La Asamblea Nacional de Weimar – Constitución de Weimar de 1919

En noviembre de 1918, la Primera Guerra Mundial llegó a su fin y el monarca alemán Guillermo II renunció como emperador alemán y rey de Prusia. La Asamblea Constituyente nombró a Friedrich Ebert como presidente del Reich. El 9 de noviembre de 1918, el socialdemócrata Philipp Scheidemann proclamó la República Alemana en un discurso espontáneo desde el Reichstag.
Dirigido por Friedrich Ebert, el Consejo de Diputados del Pueblo organizó elecciones federales en enero de 1919, que establecieron una asamblea nacional y marcaron la primera vez que las mujeres pudieron votar en Alemania.

Weimar, una ciudad alemana famosa por su patrimonio cultural, fue elegida como sede de la asamblea constitucional y del parlamento de facto, que se conocería como Asamblea Nacional de Weimar.
Friedrich Ebert pidió a Philipp Scheidemann que formara un gobierno. Mientras las Potencias de la Entente ya estaban deliberando los términos de la paz en París, la nueva Asamblea Nacional comenzó a discutir opciones de diseño constitucional, basado en el proyecto de constitución de Hugo Preuss.
La Asamblea Nacional de Weimar se celebró mientras algunos de los estados alemanes ya se habían promulgado nuevas constituciones o estaban a punto de deliberarlas.

La diversidad y simultaneidad de los desarrollos constitucionales en la Alemania posterior a la Primera Guerra Mundial han llevado a la descripción de una “variedad de laboratorios constitucionales”, cuyas ideas interactuaban entre sí. La presión de la inestabilidad política alimentada por divisiones ideológicas, así como, la fatiga social y económica, condujo a la adopción de la primera constitución democrática de Alemania.

La Constituyente de Weimar

La Constitución de Weimar de 1919

La Constitución de Weimar nació en oposición a dos modelos: la monarquía constitucional del Imperio Alemán y el concepto de la Rusia posrevolucionaria de una república soviética. Aunque hubo un fuerte apoyo político para cada uno de los dos conceptos, con conservadores nacionales por un lado y socialistas por el otro; una gran mayoría centrista optó por abolir la monarquía e incorporar algunas de sus características clave al mismo tiempo.

Al igual que la Constitución del Imperio Alemán de 1871, el contenido de la Constitución de Weimar se puede estructurar en tres partes: las competencias del Estado, su organización interna y su relación con el pueblo. Una de las características clave de la nueva constitución era la fuerte posición del presidente (“Reichspräsident”); cuyas competencias más cruciales incluían el derecho a nombrar y destituir al canciller, el derecho a disolver el parlamento (“Reichstag” ), y la facultad de tomar medidas de emergencia; así como, promulgar decretos de emergencia.

Además del Parlamento, la Constitución de Weimar reintrodujo un segundo cuerpo legislativo compuesto por miembros designados por los estados alemanes: el “Reichsrat”.

Constitución de Weimar de 1919

Derechos y Deberes Fundamentales de los Alemanes

El Capítulo II de la Constitución de Weimar definieron los “Derechos y Deberes Fundamentales de los Alemanes” al combinar las garantías democráticas con las del estado de derecho y el estado de bienestar. Por lo tanto, constituyó la primera carta integral de derechos básicos para la Alemania federal. Ciertamente, su protección se desvió mucho de los estándares europeos o alemanes establecidos en la actualidad.

La colección de 57 artículos sobre derechos y deberes fundamentales debe clasificarse en diferentes grupos de sustancia normativa y aplicación real. Ejemplo de ello son el artículo 105 oración 2 (Derecho a un juez legítimo), el artículo 115 (Inviolabilidad del hogar), el artículo 118 (Libertad de expresión), el artículo 123 (Libertad de reunión), Artículo 124 (Libertad de asociación) o Artículo 135 (libertad de religión). Estos, generalmente, se percibían como disposiciones legales directamente vinculantes y aplicadas por el poder judicial.

Los derechos sociales y económicos

Los derechos sociales y económicos incorporados por la Constitución de Weimar no estaban diseñados para una aplicación directa; ya que presuponían el cambio social mediante la acción política. Las disposiciones sobre educación o el derecho al trabajo constituían objetivos estatales y mandatos legislativos en lugar de derechos que podrían ser directamente invocado.

Crisis y colapso

Además de la constitución, un conjunto complejo de factores sociales, económicos y políticos contribuyeron al cambio consecuente en la historia alemana. El Tratado de Versalles presentó una gran carga financiera y su reparto de culpas por la Primera Guerra Mundial pesó mucho en el sentimiento alemán. La nueva república sufrió la crisis económica y el conflicto social, moldeada por viejas élites en el servicio civil y el resentimiento antidemocrático de muchos intelectuales. También se vio afectado por el fracaso individual, ejemplificado por el nombramiento de Hitler como canciller por parte de Hindenburg el 30 de enero de 1933.

¿Cuál fue el papel de la Constitución de Weimar en ese desarrollo? Un defecto central fue la acumulación de poderes otorgados al presidente de la República de Weimar, lo que supuso la caída de la República.

La intención de la Asamblea Nacional de Weimar era diseñar un sistema equilibrado, con conjuntos elaborados de competencias en interconexión mutua. El Parlamento podía destituir al gobierno mediante una moción de censura, pero dependía del presidente para nombrar uno nuevo.

Además, el Parlamento estaba muy fragmentado por el principio electoral de representación proporcional sin umbral electoral, que permitía elegir de 10 a 15 partidos para el mismo parlamento. Como resultado, el sistema favoreció el establecimiento de gobiernos minoritarios débiles o mayoritarios frágiles.

La entrada Constitución de Weimar de 1919 se publicó primero en Mundo Legal y Financiero.

You May Also Like

Business

I like it this article. I’ll hope you too. See you later Gustavo Mirabal REUTERS/Blair Gable Welcome to Cultivated, our weekly newsletter where we’re...

Gaming

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem.

Business

The Relevance of Financial Education https://ift.tt/37cmDYK 0.0 00 The Relevance of Financial Education In a world as changing as the current one, it is...

Gaming

At vero eos et accusamus et iusto odio dignissimos ducimus qui blanditiis praesentium voluptatum deleniti atque corrupti quos.