Connect with us

Hi, what are you looking for?

Laws

Edward Coke defensor de los derechos de la persona

Sir Edward Coke es un noble ingles de siglo 17 que se ganó el título de “defensor de los derechos de la persona”. Se desempeñó como político, juez y abogado con gran éxito en cada uno de estos ámbitos. Históricamente es considerado el mejor jurista de la era de los reinados de la Reina Isabel I y del Rey Jacobo I.

Su carrera profesional en el derecho le ganó tanta popularidad que lo llevó a ser electo al parlamento. Posteriormente ocupó el cargo de Procurador de la Nación y finalmente se convirtió en presidente de la Corte Suprema de Justicia que aplicaba la Common Law.

Una carrera con un ascenso vertiginoso que se encontró obstaculizada por los principios que defendía. Ya que defendía ante todo Edward Coke era el defensor de los derechos de la persona, cualquier clase de absolutismo le desagradaba. Por ello comenzó a presionar con decisiones que limitaban el poder del Rey.

Eso le ganó caer en desgracia con respecto al rey y ser trasladado a lugares en el sistema legal donde hiciera “menos mella” al poder del rey.

Retrato de Sir Edward Coke - Año 1669
Retrato de Sir Edward Coke – Año 1669

Familia y juventud de Edward Coke

La familia Coke fue una familia adinerada y con gran influencia social y política. Servidores públicos, abogados y comerciantes formaron parte de su árbol genealógico.

La familia Coke tenía tradición en el derecho. Su padre, Robert Coke, fue abogado con gran éxito lo que le permitió comprar numerosos bienes y raíces. Además, gracias a su práctica y riqueza fue capaz de obtener un título nobiliario. Sus abuelo y bisabuelo maternos también fueron abogados y ejercieron con gran éxito. Sin duda esta fue una de las razones que impulsaron a Edward Coke a elegir ser un profesional del derecho.

Además de darle las motivaciones necesarias para convertirse en abogado, también le dio conexiones en el mundo legal.

Edward Coke tuvo 7 hermanas y quizás por ello también recayó sobre él dar continuidad con la tradición profesional de la familia. En aquellos tiempos no existía la apertura para que las mujeres ejercieran tal profesión.

Cuando Edward Coke tenía 7 años de edad su padre falleció dejando un vacío en su vida. Poco tiempo después inició sus estudios en el Norwich Free Grammar School. En esta escuela aprendería las bases que lo llevarían a convertirse en un excelente orador.

Otra cosa que aprendió allí fue a defender con vehemencia la libertad de expresión. Esto fue algo que formó parte integral de su vida y sus luchas como abogado, juez y político.

Dos años después su madre Winifred se volvería a casar. Su matrimonio con el comerciante Robert Bozoun un comerciante con una fuerte convicción moral. Su padrastro ejerció una gran influencia en Coke y forjó sus creencias morales y su habilidad para negociar.

Las cartas reales y el conflicto por las patentes

Edward Coke después de ver como su estatus de gran autoridad fue atacado por la defensa de los derechos de la persona, comenzó su gran cruzada, acabar con el absolutismo y reforzar el parlamento. Luego de la destitución de los tribunales decidió que su lucha política no había terminado.

Volviendo a la lucha política, regresó al parlamento para terminar con el poder absoluto del rey. La Ilegalidad de carta real que había sido motivo de su despido se convertiría en su gran lucha.

El Rey Jacobo I usaba la entrega de patentes a través de cartas reales como una manera de aumentar las arcas de la corona. Sin embargo, la entrega de estas patentes entregaba la exclusividad de explotación de un invento a su “inventor” o “importador”. Esto quería decir que no se incentivaba la invención a través de las patentes. Esto sólo otorgaba el derecho de monopolio a su poseedor y con ello se constituía en una limitación a la competencia.

Con ello se convertía a la actividad comercial en una forma de tráfico de influencias reales. Se convirtió en una manera para que la corona abusara de la entrega de patentes a actividades comerciales. Se otorgaban monopolios a actividades que no ofrecían innovación alguna a cambio de ingresos para la corona.

Esto fue despertando gran descontento en la población y en otros comerciantes con menos dinero y conexiones. Todo ello desembocó en protestas que llevaron a revocar la totalidad de las patentes otorgadas y a la creación del Estatuto de Monopolios.

El Estatuto de Monopolios

El Estatuto de Monopolios fue escrito por Sir Edward Coke que además dio gran promoción e impulso a esta normativa. Con ella se otorgaba el derecho de patentes al verdadero inventor y este derecho se limitaba a 14 años.

Con ello se detenía el sistemático abuso de los monarcas para controlar el comercio y crear monopolios artificiales. Todo ello para que estos monopolios terminaran por verter ingentes cantidades de dinero en sus arcas. El parlamento vio este abuso como una manera de crear impuestos sin pasar por el control parlamentario. El liderazgo de Sir Edward Coke le comenzó a granjear la fama de defensor de los derechos del hombre.

Sin duda, el Estatuto de Monopolios fue un gran triunfo frente al poder absoluto de los monarcas y a su vez un duro golpe a sus finanzas.

Este es considerado el primer gran conflicto entre el Parlamento y la Corona. Se considera parte de la cadena de eventos que desencadenó en la Guerra Civil Inglesa.

La Petición de Derechos y el legado de Sir Edward Coke, defensor de los derechos de la persona.

Este es uno de los documentos más importantes no sólo de la vida de Edward Coke, sino del estamento legal británico. En este documento se plasman los derechos fundamentales de los súbditos de la corona. Pero lo más importante de estos derechos es que los mismos no pueden ser vulnerados ni siquiera por el Rey.

Fue el resultado del cruento conflicto entre el parlamento y el Rey por el comportamiento de Jacobo I en la llamada “Guerra de los 30 años”. Se le considera un documento fundamental de la legalidad británica y un precedente para la declaración de derechos de Inglaterra y la declaración de los derechos humanos.

Sir Edward Coke un hombre que cambió el mundo y sobrevivió a ello

Sin duda Edward Coke logró llegar a la cima de su profesión. Pero es más recordado por sus aportes al pueblo común que por sus servicios a la corona. Pero podemos considerar que gracias a los cimientos legales que dejó la corona sigue en su lugar.

Controlar el poder absoluto de un poder es parte de su protección. Un poder absoluto siempre terminará por abusar del mismo y con ello conducirá a la inestabilidad política.

Sin el control del parlamento, la corona británica se habría desmoronado hace muchos años. Gracias a hombres como Sir Edward Coke, defensor de los derechos de la persona, la monarquía constitucional británica goza de buena salud.

Con ello también podemos decir que realizó grandes aportes a la humanidad a través de la petición de derechos y la restricción del juramento “ex officio”. Este último, jugó un papel fundamental para desmontar los tribunales inquisitoriales y el desarrollo del derecho al silencio.

Quizás se pueda encontrar poco material sobre este famoso legislador británico en lengua española. Sin embargo, podemos decir que sus aportes no se limitan al Common Law. Podemos decir que Coke fue uno de los grandes ideólogos de los derechos humanos… Y esto es mucho que decir.

The post Edward Coke defensor de los derechos de la persona first appeared on Mundo Legal y Financiero.

You May Also Like

Business

I like it this article. I’ll hope you too. See you later Gustavo Mirabal REUTERS/Blair Gable Welcome to Cultivated, our weekly newsletter where we’re...

Gaming

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem.

Gaming

At vero eos et accusamus et iusto odio dignissimos ducimus qui blanditiis praesentium voluptatum deleniti atque corrupti quos.

Gaming

Neque porro quisquam est, qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipisci velit, sed quia non numquam eius modi tempora incidunt.